Sobre nosotras

Más de 80 años de legado familiar

Since 1934

Detrás de estas imágenes nos encontramos nosotras, Emi i Edna Aniceto, madre e hija que compartimos una afición y pasión. 

Emi, es la parte maternal del estudio, se encarga de crear un ambiente cálido y cariñoso para nuestros bebés, su misión es sacarles su mayor sonrisa. Su amor por la plataforma Pinterest creo una inquietud que a día de hoy nos es más que útil. Diseña y confecciona nuestro vestuario para las sesiones de fotos convirtiéndola así en única y original. 

Edna, es la apasionada por la fotografía desde que tenía uso de razón. Desde pequeña ha tenido muchas inquietudes artísticas que ha puesto en practica. Antes de ser fotógrafa quería ser decoradora, hasta que descubrió la manera de poder dedicarse a las dos profesiones. Es la encargada de diseñar los decorados de vuestra fotografías. Cada día quiere aprender más técnicas y formarse para poder crear ‘’la foto perfecta’’.

Aniceto Studio

 

Nuestra familia

El apellido Aniceto

El estudio Aniceto comenzó con Juan Aniceto y Corbera ejerciendo de fotógrafo con su cámara de placas hecha artesanalmente por un carpintero de la época. Estudió en la prestigiosa escuela Llotja de Barcelona y trabajó de foto periodista durante un tiempo hasta que abrió su propio estudio fotográfico en Premià de Mar en 1943. Durante años se dedicó a la fotografía de estudio, retratos familiares, comuniones y bodas, sin dejar de lado la parte creativa de la fotografía pigmentando las imágenes en blanco y negro para dar color y armonía a sus retratos. Su trabajo fue muy reconocido en la comarca, sobre todo en reportajes de boda. A estas alturas, todavía hay personas que nos comentan anécdotas de su reportaje de boda.

Tras su fallecimiento, a la edad de 65 años, el estudio fotográfico quedó en manos de su hija pequeña, Roser, hasta los años 80.

Su hijo mayor, Juan Aniceto y Valls, padre y abuelo de las actuales fotógrafas, siguió sus pasos con el reportaje de época, además de trabajar de tornero en su propio taller DAR’S. Juan fue miembro de la Asociación fotográfica San Juan Baptistade de Sant Adrià de Besòs y también socio de honor de la asociación Plata de Premià de Mar. Para él la fotografía fue todo un hobbie y lo llevó a ganar más de una cuarentena de premios en diferentes certámenes y concursos fotográficos.

Con el tiempo, su afición y devoción por la fotografía no mermó y aprendió la técnica del revelado digital con Photoshop todo evolucionando hacia las nuevas tecnologías.

Tras décadas de una gran dedicación e investigación en este campo, a sus 88 años no salía de casa sin una de sus cámaras fotográficas.

En la actualidad la afición ha pasado a manos de su nieta Edna, aparte su pasión por la fotografía a la edad de quince años con una cámara Olympus compacta. Viendo los buenos resultados obtenidos, al ser mayor de edad le regalaron su primera cámara réflex y comenzó a conocer el oficio mas a fondo. Después de cinco años, junto con su madre Emi, ambas se dedicaron al mundo de la fotografía infantil y familiar. Finalmente, después de años de formación, abrieron su primer estudio de fotografía ANICETO STUDIO en Premià de Mar, pueblo donde el apellido Aniceto aún se recuerda vinculado al mundo de la fotografía. Actualmente hemos ampliado nuestro estudio fotográfico con la voluntad de aprender y mejorar día a día  y ofrecerle todas aquellas imágenes que forman parte de momentos especiales y únicos de sus vidas.