Las sesiones de lactancia son de las mas emotivas. 

Todas las etapas de vuestro bebe son preciosas, pero creemos que la lactancia es una de las que mas. Es una manera de guardar el recuerdo que más te une a tu bebe. Todas sabemos que los bebes crecen muy rápido, y que es cuestión que se despeguen más de ti, por ello os invitamos a saber más de estas sesiones.

Nosotras hace ya 3 años que nos dedicamos plenamente a la fotografía infantil de estudio, aunque Edna ha trabajado en barios ámbitos, este finalmente ha sido el que más le ha llenado ya que es el más profundo.

Empezamos con las sesiones de lactancia con una sesión muy especial que queremos contaros con lujo de detalles.

Todo empezó una tarde que nos vino al estudio una clienta a la que le hicimos la sesión newborn con una frase muy reveladora : – Quizá me tomareis por loca, pero el otro día me paso algo muy curioso. Estaba dando el pecho a mi hijo en la bañera y pensé. que momento más tierno y bonito. Quedó tan emocionada que pensó que quizás podría hacerse una sesión de fotos así.

¡Evidentemente la idea nos pareció maravillosa! Así que nos pusimos a valorarla y ha pensar como llevarla a cabo. Ella tiene un pelo naranjizo precioso, por lo que estaban claros los tonos que íbamos a usar para aquella sesión. Para nosotras la estética final de la imagen es muy importante así que siempre realizamos un estudio previo valorando muchas alternativas. Finalmente los colores fueron un verde esmeralda y naranja.

El siguiente paso fue encontrar una habitación de hotel con una bañera bonita. La podríamos realiar en las bañeras de los clientes, pero como hemos dicho anteriormente, la estética es importante y para mayor resultado que mejor que una súper bañera vintage

Encontramos un hotel muy acogedor en la Garriga, con gente muy amable. Una vez allí, llenamos la bañera a temperatura caliente para poder preparar el set, colocamos un bric de leche entera ( importante) en el agua para que creara un ambiente de fondo neutro y sobretodo para que no transparentara la modelo. Colocamos también las flores naturales en el agua y una tela verde esmeralda que creaba un detalle dentro de esta imagen tan blanca. Así pues sólo quedaba añadir la preciosa escena de una madre alimentando a su querido bebe. 

 

Lo más reconfortante de estas sesiones es ver, despues del resultado, la emoción que creas con ellas. Ver la cara de esta madre feliz con su recuerdo para toda la vida no tiene precio. 

Esta sesión fue tan especial para nosotras ya que fue la primera lactancia que hicimos y que ella a venido al estudio para muchas sesiones más. Crear este vinculo con los clientes y poder crear los recuerdos en cada momento de la vida para nosotras es de lo mas importante. Así que este post es para esta familia tan bonita que admiramos tanto. 

 

Edna, de Aniceto Studio.

Idioma »